jueves, 1 de octubre de 2009

Nota 3

Este mes os presento algunos de mis haikus, los cuales recopilo por primera vez gracias a la existencia de este blog y que como veréis están escritos indistintamente en castellano o valenciano, pero siempre en ambas lenguas.

Si al principio pensé hacer fieles traducciones de aquellos haikus que me fueran revelados, ya fueran originalmente en catalán o castellano, al poco me decidí por dejar fluir los poemas según su propia naturaleza; es decir, que así como el movimiento del agua perfila y matiza a su antojo aquello que refleja, las imágenes de cada haiku varían en función de las pequeñas fluctuaciones que el momento produce en mi estado y de las posibilidades que me ofrece cada lengua tanto a la hora de traducir como a la hora de enriquecer el sentido original, de manera que quien pueda leer dos versiones de un mismo poema podrá disfrutar doblemente, no solo de la sonoridad sino también de la riqueza que puedan aportar las variaciones introducidas.

No hay comentarios: