domingo, 27 de septiembre de 2009

Contra paredes mojadas por la angustia
Las palabras rebotan enervadas
Un escudo de impotencia máximo
Las devuelve al hijo amado
Y de nuevo incomprendido

1 comentario:

rosa roig dijo...

Una imatge molt colpidora. Les coses que amaguem, les coses que ens amarguen?